Lo más parecido a un cielo

Poesía

Tal vez hemos venido a ganar el amor

para después perderlo todo, 

pero desde que huir significa ir a buscarte, 

pienso menos en la pérdida 

y más en las estrellas. 

No necesito tinta para dibujar 

un reguero de versos en tu espalda. 

Quiero enzarzarme a besos con tu clavícula

y colgarme de tus hombros 

cuando me pese la pluma y el pincel.

No sabes que de mis heridas brotan lagos

y que desde que me acaricias los miedos

la tristeza ha desertado

y te reserva un oasis de pena 

para cuando tus lágrimas

necesiten un tintero

y no quieran nacer en soledad. 

Sé que con la misma rapidez con la que llegas 

y dejas tus maletas en mi puerta,

puedes empaquetar el paraíso

y volar,

que el nirvana se nos queda pequeño

desde que somos lo más parecido a un cielo

y que no te interesan mis alas

si no soy capaz de bajar a las cloacas 

para encontrarme contigo. 

Sé que el amor todo lo ocupa 

pero no siempre lo llena

y también que si las caricias deshojasen, 

perdería cada pétalo por ti

y seguiría rebosante de vida. 

Lo más parecido a un cielo