Sobre mí

Otros detalles superfluos sobre mí que no merecen estar en el top 3 y que son geniales para rellenar esta columna que no puedo eliminar:

  1. Me encantan las tostadas de aguacate.
  2. Tengo una peca en la nariz
  3. Mi estación preferida es el invierno (es cuando puedo pedir chocolate caliente sin que me miren como si estuviera enferma).
  4. Aunque me dan miedo y me los imagino planeando un complot contra mí cada noche, tengo la cama invadida de peluches enormes.
  5. Cada vez me corto más el pelo, como las abuelitas.
  6. He visto cinco veces Crónicas vampíricas, aunque lo negaré si me lo preguntáis.
  7. Debería haber nacido en los años 20 para poder asistir a esas fiestas estilo El Gran Gatsby y ser una flapper más, porque si hay algo icónico en esta década de glamour y liberación, son las flappers.
  8. Hay tantas velas en mi habitación que parece un santuario. Aún no entiendo cómo nunca he quemado las cortinas.
  9. Me gustan los calcetines de colores, especialmente los de plátanos o ranas.

Querido lector,

Me llamo Blanca López y soy periodista. He colaborado en la revista +1 Sumando historias y en elllobregat.com, he trabajado en una editorial, me he sumergido en la aventura que es la comunicación corporativa y actualmente estoy haciendo malabares para ayudar a un fotógrafo veterano y prestigioso a nivel internacional a escribir su biografía (aquí el personaje en cuestión).

En un futuro, quiero ser escritora. Pero no una cualquiera, no. Una de esas que pasan a la historia, como las hermanas Brontë, Jane Austen o la periodista Nellie Bly. Aunque, puestos a soñar, preferiría que el reconocimiento no llegara post mortem.

Imagino que en este apartado debería definirme para que me conozcáis un poco y daros una lista de razones por las que sí o sí deberíais suscribiros a mi blog.

Lo segundo es más fácil que lo primero. ¡No me culpéis! Sería injusto encasillarme en un par de adjetivos a los 21 años… Sí, 21 inocentes y tiernos añitos. La maravillosa generación del 2000. Yo prefiero decir que la vida me ha regalado dos décadas de inconmensurable sabiduría, pero ya que estáis leyendo esta descripción, no voy a engañaros.

Podría deciros que me gustan los gatos, el chocolate y el té de canela, pero supongo que son detalles superfluos (excepto mi fanatismo por el chocolate; eso sin duda ha configurado mi identidad) que a nadie le interesan (si me estás leyendo, sé que a ti sí, mamá). Podría explicaros que mi padre me castigaba sin leer hace unos años (gracias, papá), y que su estrategia para que lo acompañara a las excursiones familiares era prometerme un libro a cambio. Después me formé en el fantástico arte de descargar libros gratis y se acabaron las excursiones (lo siento, papá).

A estas alturas, ya habrás adivinado que la lectura es una de mis pasiones (y si no, ¿es que no has leído el título del blog o qué?). Sí, he sido una de esas niñas que usaban la pantalla del Nokia (ese aparato a prueba de balas y desastres naturales) para iluminar un libro bajo las sábanas y que mis padres no me mandaran a dormir. Mi querido Nokia me salvó de innumerables noches contando ovejitas. Increíblemente, no necesito gafas. Debí adquirí visión nocturna de tanto leer y vigilar de reojo a mis peluches de ojos brillantes a altas horas de la madrugada. Os prometo que el brillo macabro de esos ojos azabache aún se me aparece en pesadillas. Al día siguiente por la mañana, mis ojeras tenían vida propia (la que no tenía yo, vaya).

A todo esto, ya que describirme se me da más bien mal, como ya os habréis figurado, os presento mi lista de Razones por las que deberías suscribirte a bohemiadelua.com.

Redoble de tambores…

Lista de “Razones por las que deberías suscribirte a bohemiadelua.com”

1.Soy una biblioteca andante, por lo que puedo recomendaros lo que necesitéis.

En mis estanterías, encontraréis de todo un poco: desde las novelas románticas de mi época de adolescente enamorada del amor, pasando por mi obsesión por las sagas de fantasía (ahí hubo un lapso de tiempo en el que romántica y fantasía se fusionaron en un tándem bastante curioso y explosivo) hasta mi descubrimiento de la novela de terror y misterio (gracias, Stephen King).

Ahora, por si queréis saberlo, me encuentro en mi etapa de redescubrimiento. Ya había leído clásicos antes, pero ahora me he propuesto terminar de leer esos clásicos más densos, aunque igualmente maravillosos, sin que me dé un jamacuco antes de llegar a la última página. Para algunos aún no estoy preparada, pero por ahora, en mi colección hay una lista de clásicos muy digna: Salinger, Conrad, Baudelaire, Woolf, Flaubert, Dickinson….

2. Si hubiera ganado un centavo por cada vez que me han preguntado “Blanca, ¿qué leo?”, probablemente sería millonaria y no me haría falta escribir una lista cutre para argumentaros por qué razón que os suscribáis a mi blog constituye casi una necesidad para vosotros (¿sentís ya el hormigueo en los dedos?), porque mi cara ocuparía la portada de La Vanguardia.

En este espacio me propongo dar respuesta a esa necesidad de leer, y de leer bien. Hay un océano de libros por explorar, y eso es maravilloso, pero en ocasiones la indecisión nos hace naufragar y acabamos optando por lo que nos es familiar (menuda rimaza improvisada). Esto no es malo, pero todos queremos explorar otros mundos, ¿cierto? Me han llamado la atención varias veces por leer varios capítulos de una novela antes de comprarla pero, vamos a ver, ¿cómo, si no, voy a saber que está a la altura de mis expectativas lectoras? Pretendo ahorraros el bochorno de que el dependiente de turno os pida que compréis el libro u os marchéis de la tienda.

3. Tras leer tanta prosa, empecé a escribir relatos. Más tarde, me decanté por la poesía. Resulta que he descubierto el momento clímax de mi inspiración en mi trayecto en tren hasta la universidad. Fue una revelación casi milagrosa. Esto significa que, además de recomendaciones de libros, los curiosos podréis leer mis versos. Tal vez os sintáis identificados y este espacio se convierta en un rincón para más de una persona (ejem, yo), aislados del resto del mundo. ¿Y quién no ha querido escapar alguna vez? Ojalá aquí os reencontréis.

4. Me haríais increíblemente feliz. Eh, vale que mi felicidad aún no os importa, pero si habéis llegado hasta aquí, significa que al menos soy un entretenimiento decente (aquí ya empiezo a buscar la nariz de payaso y a hinchar globos de colores). Y yo os estaría tan agradecida que os regalaría un bote de Nocilla. De Nutella, no. Ese privilegio para más adelante, cuando nuestra relación prospere.

Si esta lista os ha parecido fascinante, debéis saber que, si os quedáis, será la primera de muchas. Mi amor por las listas es incalculable (y algo obsesivo, también).

En principio, esto es todo (¡qué alivio!).

Ahora ya puedo decirlo:

¡Bienvenidos a BOHEMIA DE LUA!

Atentamente y con amor,

Blanca, periodista en continuo aprendizaje

PD: Tal vez os explique más adelante de donde proviene el nombre Bohemia de lua. De momento, me lo guardo. Las mejores historias empiezan con un misterio…

PD2: Adoro las posdatas.

2 comentarios en “Sobre mí

  1. Andar por caminos que antes no había explorado es una de mis aficiones cuando voy al campo. Eso quizá no tenga relación con que fuiste lo primero que leí al despertar. El nuevo día es una aventura por descubrir abriendo los espacios de la vida con su núcleo dorado. Y los rayos de luz brillan tan hermosos desde las montañas de mi pueblo donde solo puede verse un color verde en las llanuras y una lluvia de resplandor amarillo. Juntos dan la sensación de estar en un sueño. Como dije: esto quizá no tiene relación con que fuiste lo primero que leí al despertar. Las letras, la poesía y el arte están ligadas a mis emociones más intensas, a mis recuerdos más bellos y, a la naturaleza con su vastísimo mundo de realidades poéticas y mágicas. Todo converge en algún punto. Nada tiene por qué tener un sentido lógico. Así es vivir. Y esa es una de las cualidades de la escritura. Intenta ser espejo de la vida. Por eso comencé diciendo la no posibilidad de encuadre entre que hayas sido mi primer lectura al despertar y mis afición por los caminos nuevos. Descubrir y aventura son palabras que juntas me van bien al despertar. Eso mismo hice contigo o… tú conmigo. Me ha encantado hallar estate nuevo sendero de letras, es decir; este sendero de vida que eres. Gracias por brillar en mi realidad como ese sol dejando tu resplandor en mis campos. Alta vibra y mis deseos más bonitos están para ti y que se cumplan en la medida que te hagan feliz. La poesía es el espejo de la vida. PD. A mí me gusta improvisar así como que amo la poesía y la vida y viceversa.

    Me gusta

Responder a Blanca López Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s